jueves - abril 14, 2016

"Momentos inolvidables"

Es día domingo y el reloj marca las 3 de la tarde. A esta hora Ana López nuestra compañera de Office Management se dirige a trabajar como voluntaria en Momentos Inolvidables, un hogar de personas de la tercera edad ubicado en las cercanías de la sede de Bayer en Guatemala.

 

Ayudar a atender las necesidades de sus 35 residentes es una actividad a la que Ana se ha dedicado todos los domingos durante los últimos 6 años.

Pero sus sueños para ayudar a estas personas ahora han ido más lejos. Así que con la idea de hacer esta residencia un proyecto sostenible y así también proveer un alimento más saludable, de alto valor nutritivo y con menor contenido de calorías para los residentes del hogar, presentó a la Fundación Bayer Cares en el 2015 un proyecto de voluntariado para instalar un taller de panadería el cual fue elegido para ser ejecutado.  Este taller también con el objetivo de obtener financiamiento para el sustento de los ancianos.

Con los recursos asignados adquirió un horno industrial, bandejas de trabajo y bandejas mezcladoras, estantes y un cilindro para combustible, además de la readecuación del lugar para su funcionamiento.

A la pregunta de cuál es su principal motivación para realizar voluntariado, nos dice: “es una herencia de mis padres, quienes con su ejemplo me enseñaron a apoyar siempre a las personas más necesitadas”.

También comenta que todos nos preocupamos de los niños, pero poco nos preocupamos de los ancianos, esto fue lo que la impulsó más para proponer esta iniciativa. “Porque las personas somos sensibles y compasivas nuestro deber es trabajar por nuestro prójimo”, comenta.

Durante la inauguración de la panadería Fabio Ziegler Corporate Country Head de Guatemala reconoció el esfuerzo y la vocación de ayuda al prójimo de Ana y expresó unas palabras a los residentes: “Para nosotros como una empresa que tiene como misión cuidar de la vida de las personas, es un gran orgullo poder estar aquí hoy aportando un granito de arena para mejorar la vida de ustedes que tanto se esforzaron para mejorar la vida de otras personas”, comentó Fabio.

Liliana Zeceña, fundadora de Momentos Inolvidables expresó su agradecimiento a Ana y a Bayer: “Ana es un ejemplo de ser humano, ejemplo de mujer y ejemplo de mamá, nos sentimos muy orgullosos de tenerla como parte de nuestra vida. Muchísimas gracias a la gestión de Bayer para hacer de este proyecto una realidad”.

Anita como le llamamos de cariño en Guatemala, envía un mensaje a toda la población guatemalteca para tomar conciencia y apoyar a las personas que viven en condiciones de riesgo, principalmente los ancianos. “Esta es una buena oportunidad para ayudar”, comenta.