viernes - abril 29, 2016

Destellos de luz en el atardecer de la vida

Detrás de sus ojos grises y andar pausado los ancianos guardan un cúmulo de experiencias de vida y sabiduría que en Bayer nos inspiran los sentimientos más sublimes.

 

Conocer sus necesidades de afecto, atención y apoyo médico es una motivación para solidarizarnos con quienes en algún momento, fueron capaces de dar la vida por sus hijos.

Y es por ello que el pasado jueves 7 de abril —en esta etapa de sus vidas—, los colaboradores de Bayer en Panamá decidieron visitar el Hogar de Ancianos San José, para brindarles cariño y atención, así como el apoyo para que tengan una mejor calidad de vida.

Y, como un rayo de sol que aún se deja ver entre las nubes del ocaso, se percibe en ellos sus ganas de vivir y su capacidad para apoyarse mutuamente.

Edith Arauz, Gerente de Bayer en Panamá, asegura que para ella ésta fue una experiencia muy conmovedora porque “la mayoría de ellos han sido abandonados por sus familias”.

 



Refiere que el asilo está solo a 10 minutos de las oficinas, y que “hay tanto que nosotros podemos hacer por ellos”.

Y Aracely Cárdenas, de Contabilidad, tuvo la oportunidad de conversar con doña Lucy y María de Jesús, “esta experiencia me permitió llevar un poco de compañía y amor a quienes lo necesitan”. En adelante tiene el deseo de apoyarlos en lo que esté a su alcance.

La mayor motivación de Yaribel Arenas, de Recursos Humanos, para visitar este asilo de ancianos, es que le permite reflexionar acerca de “lo que entregamos a cada una de las personas que encontramos en el camino”.

Su presencia allí fue para motivar a los abuelitos, sin embargo, afirma que la entristece ver a estas personas en circunstancias de salud complicadas y sin familia que vele por ellos.

Si te encuentras en Centroamérica o El Caribe, tú también puedes apoyar a los adultos mayores de tu país.

¡Hazlo ahora! Y verás que es como volver la vista atrás para contemplar la más hermosa luz del día: la luz del ocaso.