lunes - julio 09, 2018

Centro de Servicios Compartidos certificado como ejemplo de sostenibilidad

El edificio E-21 de la America Free Zone (AFZ) donde Bayer inauguró a inicios de este año el primer y único centro en Latinoamérica para las operaciones de la compañía, recientemente fue galardonado con una certificación LEED CI (Commercial Interiors) en nivel Plata.

LEED es un estándar de excelencia internacional en edificación verde que proporciona un marco para crear espacios saludables, altamente eficientes y que generen ahorros. “Contar con esta certificación en cualquier parte del mundo es un reconocimiento de un gran logro en términos de sostenibilidad y establece los altos estándares bajo los cuales un espacio fue diseñado y construido”, María Matamoros, Coordinadora LEED.

 

Las estrategias de diseño sostenible utilizadas en este edificio traerán beneficios directos para los colaboradores de Bayer. Además de bajar los costos energéticos, una certificación LEED aporta beneficios tales como diseño flexible, saludable y en conexión con el exterior.

 

Se prestó especial atención al diseño de iluminación, para lograr una excelente calidad de luz artificial. Además de esto, el espacio cuenta con un sistema de sensores luz día, que evitan el gasto innecesario de energía durante las horas en donde se puede trabajar con luz natural. 

 

El 90% de los espacios de trabajo, así como la mayoría de los espacios de esparcimiento, cuentan además con vistas de calidad al exterior.

 

En términos de eficiencia energética, el proyecto ha demostrado ahorros en costo por facturación de energía eléctrica de un 19.7% en comparación con una oficina corporativa similar que hubiera sido diseñada y construida bajo estándares estadounidenses. Además, el ahorro de agua es superior al 37% en comparación con un espacio similar.

 

La certificación LEED muestra el gran compromiso de Bayer por la conservación del medio ambiente así como por la salud y el bienestar de sus colaboradores. Los espacios certificados han comprobado reducir los problemas de salud hasta en un 50%, ya que los estándares de calidad de aire que exige LEED minimizan la entrada y acumulación de CO2 y agentes que causan alergias, evitando así el síndrome del “edificio enfermo”.

 

 

La incorporación de sistemas de ventilación con aire fresco, áreas de reciclaje y la opción de utilizar medios de transporte alternativo para llegar al lugar de trabajo representan el estilo de vida sostenible que las nuevas generaciones buscan apoyar. 

 

Queremos mantener el éxito a largo plazo de nuestra compañía en equilibrio con la responsabilidad ecológica y aceptación de la sociedad.